Curiosidades, Historia, Reseñas

2009-08-19_121044.jpg

 Uno de los personajes principales y más famosos del Looney Tunes es sin duda el Gato Silvestre. Ha sido ideado por el grupo de diseñadores americanos del Warner BROS (así como otros personajes del Looney Tunes), compuesto de Robert McKimpson, Charles Jones y Friz Freleng. Silvestre es un gato negro siempre listo a capturar al canario Piolín (Tweety), en el interior de una pequeña jaula para pajaritos, o bien en vuelo por la casa, pero protegido por una abuela siempre lista a dar golpes de paraguas al pobre Gato Silvestre cada vez que éste busca  aferrar el ave.  A Silvestre, nunca le sale bien  capturar y a comer Piolín, su mala suerte, su ineptitud, pero especialmente porque Piolín es solo aparentemente ingenuo, en realidad es muy astuto e ingenioso. Cuando Piolín se ha dado cuenta de la presencia de Gato Silvestre, aunque travestido de lámpara o de algún otro objeto, dice con su clásica frase ” oh, oh, me ha parecido de ver a un lindo gatito!”. Además de la abuela, en socorro de Piolín llega también Ettore, un Bulldog corpulento y musculoso, pero de coeficiente intelectivo muy bajo, que endosa al mal aventurado Gato Silvestre sus dolorosos puños. El cuarteto de personajes esta compuesto por el Gato Silvestre, Piolín, la abuela y Ettore. La abuela es también una hábil detective y Silvestre atiende con ansia sus momentos de distracción para poner sus garras sobre el canario, aunque tiene que hacer siempre las cuentas con Ettore. Todos sabemos como es eso Gato Silvestre, con todo el alimento para gatos que puede comer, siempre obstina a dar la caza a Piolín. Éste sucede porque, el gato conserva todavía sus instintos innatos de depredador, a éste añade también su testarudez y su orgullo en el ir a buscar unas presas como si imposibles de alcanzar.

La idea central de gato Silvestre es especialmente de Friz Freleng, que inspirándose al propio gato de casa aburrido y frustrado de la vida casera, ha ideado un personaje se combina y asemeja a un payaso y esto se  intuye por la nariz roja y redonda, de los largos mechones sobre los lados de la cara y de su clásica forma de hablar. En algún dibujo, el gato Silvestre esta acompañado por su hijo Silvestre Junior, y los dos, han dado origen a escenas muy divertidas.  Silvestre junior, un gato valiente e inconsciente, siempre caza, seguro de la protección de su padre Silvestre, que en cambio es un grande miedoso.