Curiosidades, Historia, Reseñas

The X-Files (en España Expediente X, en Latinoamérica Los expedientes secretos X, en Argentina Código X) es una serie de televisión estadounidense de ciencia ficción y misterio, que se emitió por la Cadena FOX, y creada por Chris Carter, centrada en los casos que investigan dos agentes del FBI, clasificados como “Expedientes X”: fenómenos paranormales, avistamiento de ovnis, criaturas extrañas, etcétera. Fue estrenada el 10 de septiembre de 1993 y terminó, después de nueve años de emisión, el 19 de mayo de 2002.

La serie ha sido uno de los mayores éxitos de la cadena FOX. Sus personajes y frases se han convertido en iconos de la cultura popular al explotar e inspirar una gran cantidad de teorías sobre conspiraciones y existencia de vida extraterrestre.

Reparto

David Duchovny y Gillian Anderson, interpretan a los agentes del FBI Fox Mulder y Dana Scully, cuya tarea es la de investigar casos inexplicables, los llamados “Expedientes X”. Fox Mulder estudió Psicología en la Universidad de Oxford y su motivación principal es la resolución del caso de secuestro de su hermana Samantha que fue abducida por los extraterrestres cuando él era un niño. Su obsesión por estos casos le ha hecho merecedor del apodo de Siniestro entre sus compañeros del FBI. Interpreta el rol del “creyente” en la serie. Su colega, Dana Scully es la “escéptica”, doctora en medicina forense; asignada en principio por sus superiores para refutar el trabajo poco convencional de Mulder y encontrar una explicación científica a sus enigmas,aunque más tarde acabaría confirmando la validez del trabajo de Mulder.

Conforme la serie avanza, Mulder y Scully se ven rodeados por una intrincada conspiración que involucra las más altas esferas. A pesar de sus diferencias, los dos agentes forman un gran equipo que pone en problemas a una organización secreta dentro del Gobierno de Estados Unidos, el Sindicato, que oculta una terrible verdad. El principal miembro de este Sindicato es el Fumador, que consigue en más de una ocasión cerrar los Expedientes X.

Argumento de la trama principal

Inicios

Fox Mulder (encargado de los Expedientes X desde 1990) es un agente especial del FBI fascinado por los sucesos paranormales y por el fenómeno ovni desde que su hermana desapareciera a los 8 años de edad. Después de estudiar Psicología en Inglaterra ingresó al FBI en 1986 (habiendo terminado el mejor de su promoción). En los Expedientes X –olvidados hasta que él da con ellos– descubre casos irresueltos de carácter grotesco: desapariciones y muertes inexplicables, avistamiento de ovnis, presencia de seres extraños… Cuenta con contactos en el Senado y con la ayuda ocasional de un trío de excéntricos expertos en informática y comunicaciones que se hacen llamar Los Pistoleros Solitarios.

Por otro lado, está Dana Scully, joven agente con una prometedora carrera. Es doctora forense y descarta el carácter paranormal de los Expedientes X. Es una científica y por tal condición trata de encontrar a todo una explicación válida. Si bien puede resultar extraño que la Dra. Scully trabaje en expedientes de estas características, el hecho es que es asignada por sus superiores del FBI al departamento con el pretexto de aportar validez científica a los casos investigados por Mulder; pero el objetivo oculto es desacreditar el trabajo realizado en los Expedientes X.

Scully comienza a trabajar con Mulder en 1993. Por aquel tiempo, éste entra en contacto con un curioso informante: Garganta Profunda. Gracias a él, Mulder confirma sus sospechas de que existe una conspiración del Gobierno para ocultar evidencia de vida extraterrestre a la opinión pública. Los dos agentes comienzan a desatar el ovillo, a la par que se topan con casos que involucran a criaturas mutantes y actividad paranormal. Resolviendo estos casos, Dana y Fox van ganando confianza hasta llegar a tener una relación sentimental, aunque por la naturaleza de la serie se trata de un amor sutil y platónico. Ella empieza a creer un poco en lo inexplicable (evolución lógica del personaje) y a él no le sienta mal confrontar sus obsesiones con la dosis de ciencia de su compañera. Al poco tiempo forman ya un gran equipo.